viernes, 9 de febrero de 2018

Cómo interpretar las etiquetas de los ovillos de lana y algodón - PARTE 2


Hoy es viernes, y como lo prometido es deuda, aquí viene la segunda parte de interpretación de las etiquetas para que podamos sacar de ellas toda la información posible. Por si algun@ os perdistéis el post del viernes pasado, aquí os dejo el enlace de la PRIMERA PARTE DE ESTE POST ..
Y sin más, empezamos!!

1.- La marca y el modelo de la lana pueden resultar datos muy obvios, pero por experiencia se que no todo el mundo lo tiende tan claro. No es raro encontrarme en la tienda con gente que necesita un ovillo de la lana Valeria di Roma, o Rosas Craft, u otras marcas, pero no saben decirte el nombre de la lana, que en realidad es el dato que necesito para saber qué lana necesitan. La marca es genérico, es decir, Valeria di Roma es una marca general, con muchas calidades distintas de distintas composiciones y grosores, pero Vicuña Merino es una lana concreta, y ese dato es el que tenemos que dar cuyando queremos comprar un ovillo determinado.




2.- Longitud y peso del ovillo. Este dato es especialmente importante para poder calcular la cantidad que necesitamos, sobre todo si vamos a seguir un patrón con otra lana distinta a la que viene o queremos saber cuanto cunde. Un error es fijarnos solo en el peso, ya que una lana puede pesar mucho y en ovillo de 50 gr venir solo 75 m y otra más ligera, en el mismo peso y grosor similar, nos encontramos con 125 m. Por eso la longitud es muy importante, ya que para hacernos un cuello grandote, si tiene 125 m, a lo mejor con 3 ovillos es suficiente, pero con 75 m necesitamos un ovillo más... Por desgracia, en muchas revistas y patrones no nos viene el peso y los metros de la lana utilizada, y a la hora de cambiar de lana, es más complicado saber cuantos ovillos vamos a necesitar, pero reconozco que yo suelo buscar siempre la lana que utilizan para ver sus características y poder calcular mejor.



3.- La composición. Siempre viene marcada en porcentajes. En este caso, la composición toda de lana, pero podemos encontrar que lleva un 25 % de acrílico, un 50 % de lana, y un 25 % de seda. Este dato es especialmente importante cuando la persona tiene alergia a la lana o cosas así, que puede pasar. Pero también porque el acabado final va a depender mucho de su composición. por ejemplo, el algodón es más tieso que la lana, que es más esponjosa. El acrílico, si no es muy bueno, puede hacer que la prenda tenga brillos, pero si es de buena calidad, hace que la prenda sea menos áspera. La seda le da suavidad, la lana virgen 100 % puede hacer que nos pique si tenemos la piel muy sensible, El algodón no nos va a dar calor en verano....


4.- El nº de color y el nº de tintada son también datos muy importantes. El nº de color equivale al nombre que se le da a ese color. ¿Por qué se suele usar un número?, porque es muy común que tengamos varios rosas de misma calidad, rosa oscuro, fucsia, rosa bebe, rosa claro, rosa empolvado, rosa maquillaje... Y cada un@ tenemos nuestra propia manera de llamar a eso colores. El número de color hace que no nos equivoquemos sobre todo si vamos a por otro ovillo sin llevar la muestra. Además, suele haber colores muy parecidos, simplemente uno es un pelín más claro que el otro, y es muy fácil que nos equivoquemos... El número de tintada, por su parte, es muy importante para que no nos encontremos con cambios de color en la prenda que estamos tejiendo. Cuando se agota una tintada es muy difícil volver a encontrarla (casi imposible), y por eso es muy importante comprar de una vez toda la lana que vayamos a utilizar. Yo en la tienda recomiendo llevarse un ovillo de más, que si sobra se puede devolver sin problema, pero así evitamos que nos cambien la tientada si nos quedamos sin ella (en casi todas las tiendas se puede devolver el ovillo si no está empezado, pero pregunta antes por si acaso)



5.- Cuidado de la lana. Cuando tejemos a mano, siempre surge la misma pregunta... ¿Y para lavar este jersey?. Por suerte la etiqueta también nos ayuda con esto. Yo recomiendo lavar siempre a mano y dejar secar en posición horizontal sobre una toalla o algo así, pero cada vez hay más lanas Superwash. ¿Y qué es esto?, pues no es ni más ni menos que un tratamiento que se le da a la lana para que aguante los lavados en lavadora, eso sí, siempre en programa para lana o prendas delicadas. En la etiqueta que estoy usando de ejemplo lo ponen en la parte central. La verdad es que es una ayuda con el poco tiempo que tenemos hoy en día... También encontraréis siempre una zona en la etiqueta con los típicos símbolos de cuidados de cualquier prenda. Si admite plancha, lavadora, temperatura del agua, secadora, si hay que lavar en seco... Como son muchos los símbolos que se usan para el cuidado de prendas, estos los dejo para otro post, que dan para mucho!!


Pues hasta aquí un resumen de todo lo que podemos encontrar en la etiquetas de nuestras lanas y algodones, pero seguro que encontráis más símbolos en otras lanas, así cualquier duda, dejarnos un comentario en este post!!

BUEN FIN DE SEMANA!!!!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario