viernes, 27 de junio de 2014

Breve historia de patchwork

fuente:patchmagal
El patchwork se define como un trabajo hecho a base de parches (patch=parche en inglés) o retales de telas distintas que forman una pieza más grande, como una colcha o un cojín, normalmente acolchada. No pretendemos escribir un artículo larguísimo sobre la historia de esta técnica, pero sí contaros algunas anécdotas y dar unas pinceladas sobre la historia del patchwork. 

Los orígenes son complicados de definir, ya que no es fácil que los tejidos perduren en el tiempo debido a su desgaste, pero lo que sí sabemos es que la primera pieza encontrada realizada con esta técnica es una tienda funeraria de la reina egipcia Isi-em-keb, que data de 980 a.C. En el norte de Africa y Asia encontramos numerosos ejemplos de piezas realizadas en patchwork, hasta el punto de que los beduinos, llegaban en ocasiones a elegir a sus mujeres en función de la belleza de las piezas de tela que producían. En estos pueblos, las piezas realizadas a base de retales no eran solo una cuestión de necesidad económica (que también), eran toda una representación artística. En países musulmanes, por ejemplo, era fácil encontrar cuadros realizados en patchwork llenos de simbología religiosa, como los triángulos para el mal de ojo, etc.

Los cruzados occidentales fueron los primeros soldados en utilizar el acolchado del patchwork como protección, ya que volvieron de las cruzadas con camisas acolchadas que servían de protección durante las batallas, tras comprobar que los sarracenos tenían mayor movilidad en la lucha que ellos con sus pesadas armaduras. Griegos y Romanos también usaban la técnicas de patchwork para sus cojines, colchas, cortinas....

Como casi todo en esta vida, el patchwork también tuvo su uso militar, no solo por el acolchado de las prendas a modo de protección, sino que las aplicaciones se utilizaban para las banderas, tiendas de campaña de los ejércitos, etc.

fuente patchworkfacil.es
En Europa, la evolución del patchwork durante la edad media responde a una cuestión de simple necesidad. Los tejidos eran caros y había que reciclar las prendas que se estropeaban, así es que las mujeres unían los trozos de tela que podían reutilizarse para formar colchas, incluso faldas o camisas. Con el descubrimiento de América, los emigrantes Ingleses e Irlandeses llevaron esta técnica al nuevo continente donde además de aprovecharse tejidos viejos para formar la parte superior de la colcha, se acolchaba con lana o algodón, y se colocaba otra pieza de tela a modo de forro. Pero la elaboración de mantas dejó enseguida de ser simplemente eso, se convirtió en una escusa para la reunión de mujeres que aprovechaban sus labores para tener además vida social. Se reunían a coser todas juntas y realizaban mantas para el ajuar de las novias. 

Durante la guerra civil americana el patchwork cobra una especial relevancia. En las colchas se camuflaban mensajes realizados con las propias telas. Luego esas colchas se colgaban en las ventanas y esos mensajes ayudaban a encontrar refugio o a esquivar determinadas zonas a los esclavos que escapaban. Estas colchas se convirtieron en una gran fuente de información.

Se convirtió también en forma de vida para las mujeres británicas que eran enviadas a Australia. Aprovechaban los largos viajes en barco para confeccionar colchas y otras piezas que luego podían vender a su llegada a puerto y poder disponer así de algo de dinero.
Durante el S XIX, con el incio de la fabricación de mantas y sobre todo a principios del s XX, el patchwork en Europa queda relegado a un segundo plano y entra en verdadera decadencia. La razón... Los productos textiles empiezan a estar al alcance de todo el mundo. No obstante, se mantiene como artesanía y como hobby, hasta hoy en día donde podemos encontrar verdaderas obras de arte realizadas con esta técnica. En Estados unidos su decadencia fue mucho menor, ya que se trataba de un arte social, un motivo de reunión para las mujeres que mantuvieron viva esta técnica.

clases de costura
Si ya trabajas esta técnica aquí encontrarás muchas telas y materiales para que realices cualquier proyecto. Pero si aún no te has atrevido con el patchwork y quieres aprender, no dudes en apuntarte a nuestra clases de costura y te enseñaremos todo lo necesario.

Esperamos que os resulte curioso este artículo, y recordar, "always be creative"!!




2 comentarios :

  1. que interesante gracias por compartir
    http://mandarinacosturera.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir, la historia es muy interesante

    ResponderEliminar