domingo, 18 de mayo de 2014

CRONICA DE LA VISITA GUIADA AL MUSEO DEL TRAJE. PARTE I

CRONICA DE LA VISITA GUIADA AL MUSEO DEL TRAJE. PARTE I


Hola Sweetest!!!!. El pasado día 27 de abril organizamos una visita guiada al museo del traje, y como hoy es el día de los museos, queremos celebrarlo con la primera parte de la crónica de la visita.... ¿Queréis saber qué contamos allí?, pues os dejamos con un resumen lleno de anécdotas y de historia para que conozcáis un poco más sobre el museo y sobre la historia del traje. 
Nos encontramos en la puerta, aunque con algunos retrasos debido a la marathon y demás carreras que ese día se celebraban en Madrid. Muchas nos escribistéis que debido a los cortes de tráfico no habiais podido llegar... así que tranquilas. LO REPETIREMOS SEGURO!!!!!!!


La visita la dividimos en cuatro partes y cada una de nosotras os contó un "pedazo" de historia. Yo, (virginia), me encargué de la parte más antigua, así es que me toca abrir este resumen de lo que vimos.

Quizá, una de las primeras cosas que nos llaman la atención cuando entramos en el museo es la escasez de luz en muchas de sus salas, pero hemos de tener en cuenta que los textiles se degradan rápidamente y su conservación prima sobre cualquier otra cosa. de ahí también la alta rotación de prendas que nos encontramos en el museo, las prendas deben estar en almacenadas a salvo de factores medioambientales el máximo tiempo posible. Así es que, en cada visita nos podemos encontrar con numerosos cambios en las prendas expuestas, para evitar que se deterioren. Quizás ahí estaba la mayor dificultad en mi exposición, han sobrevivido muy pocas prendas anteriores al S. XVIII, pero por suerte, sí se conservan pinturas y esculturas que nos ayudan a conocer un poco más sobre las costumbres de la época.

fuente museo del traje
fuente museo del traje
Lo primero que nos encontramos es una vitrina dedicada a los trajes regionales. Cada región y cada profesión tiene su propio traje. ¿Y sabéis como surgieron los trajes regionales?, pues surgen por ordenanzas o regulaciones de los distintos señoríos. En una época donde no había ningún tipo de identificación (como el dni actual), la vestimenta nos decía no solo de donde provenía la persona, también su sexo, y a qué se dedicaba. ya véis, era mucho más que una moda regional, era todo un signo de idenatidad!!! Había dos tipos de traje en cada región, el de labor (más sencillo y práctico, que se usaba para trabajar), y el de fiesta, profusamente decorado en muchos casos. este último, en el caso de las mujeres formaba parte de la dote, ya que eran muy costosos. Los niños llevaban también la misma ropa desde muy temparana edad, ya que se sumergían en el mercado laboral desde muy pequeños. 

fuente museo del traje
Pasamos a una sala donde encontramos esculturas, cuadros... y poco más. Ya os he explicado que ha quedado muy poco de épocas más antiguas. Pero podemos ver también algún jubón (cuerpo ajustado y más o menos rígido), bonetes (usados al principio por miembros de la realeza y luego por altos mandatarios de la iglesia), guantes.... La primera pieza de tela que se ha encontrado es un trozo de lino de la antigua mesopotamia, pero sabemos lo que usaban más por referencias que por otras cosa. Las primeras piezas que se cosieron fueron una especie de bolsos que usaban para trasladar lo recolectado, así como unas piezas de piel con las que cubrían sus pies. Posteriormente se confeccionaron otras prendas que ayudaban a protejerse de las inclemencias climatológicas.  Entre los siglos XV y XVII se usaban ropajes muy pesados que cubrían todo el cuerpo, entre otras cosas... para tapar el olor corporal. Apenas se usaba ropa interior. se han encontrado bandas de tela que usaban las mujeres para sujetar el pecho, y los hombres usaban una especie de pañales de tela, parecidos a los que usaban los bebes hasta hace no mucho.
fuente museo del traje

Ya en la sala del Barroco, S XVIII, nos encontramos con piezas realmente maravillosas y muy bien conservadas. En esta época, el traje del hombre, conocido como Vestido a la Francesa, era rico en bordados, encajes y decoraciones, y se usaban todo tipo de colores. Fue la época dorada de la vestimenta masculina, antes de que esta se volviera oscura y sobria.... El Vestido a la francesa se componía de tres piezas, la casaca, la chpa (que iba dejao de la casaca) y el calzón. De la chupa solían abrocharse solo tres botones, de esa forma, podían lucirse los delicados encajes y chorreras de la camisa.

El hecho de que el calzón llegara solo hasta las rodillas hizo que las medias tejidas en seda cobraran una gran relevancia en la moda masculina. Estas eran de todos los colores, con dibujos y bordados muy elaborados. De echo, se llegó al punto de poner postizos en el interior de las medias para los hombres con las piernas demasiado delgadas, curioso, no?

A partir de mediados del S XVIII, se impuso la moda de llevar medias blancas con zapatos blancos y la fabricación de medias de color decae hasta el punto de desaparecer casi por completo.

fuente museo del traje
En cuanto a las mujeres, se empiezan a ver las primeras ballenas y la espalda del jubón y la falda está hecha de una misma pieza. Las faldas suelen ir abiertas por delante mostrando una falda interior con bordados. En España se impone la moda de hacer drapeados en la zona de las hombreras para tapar así las costuras. Los bolsos pequeños solían esconderse bajo los jubones y eran muy típicos en la época ya que la vestimenta femenina no tenía nunca bolsillos. El calzado durante el S XVIII carecía de horma, es decir, el zapato izquierdo era exactamente igual que el zapato derecho, y se llevaban con un tacón alto que salía de la zona de la curvatura del pie para que fuese más cómodo. Los zuecos o galochas eran un "instrumento" muy peculiar.... zapatos para zapatos!!!. los zapatos eran muy costosos, bordados a mano con hilos de oro y plata, y la limpieza de las ciudades en aquella época era.... bueno, bastante inexistente, jeje. Así es que estos zuecos se ponían sobre los zapatos para evitar que los zapatos se ensuciaran y se estroperan con el lodo y... la "guarrería" que había en las calles sin asfaltar de la época.

Llegamos ya a la zona de los afrancesados y burgueses, finales del XVIII, primeros del XIX. Tras la
fuente museo del traje
revolución francesa, la moda femenina busca inspiración en el mundo greco-romano. Se pone de moda el vestido llamado camisa, con el talle justo por debajo del pecho, escote redondo y tejidos mucho más lijeros, que por primera vez dejan adivinar las formas del cuerpo de la mujer aunque esto una moda que dure mucho, la "decencia" obligará pronto a tapar de nuevo las "curvas". Solían caer en forma de cola por la parte de atrás. Era muy típico que llevaran una manga abullonada superpuesta a una manga larga más estrecha. El hombre sigue vistiendo el llamado vestido a la francesa, pero aparece el frac como evolución de la casaca. El corte de la parte inferior hacia atrás se intensifica y el cuello se levanta. Es más ajustado y solo se puede cerrar un botón Todavía vemos bordados y pedrería en la vestimenta masculina, así como colores de todo tipo. Se llevan también los chalecos masculinos en vez de la chupa, más corto que esta. A medida que avanza esta época, el talle de las mujeres va volviendo a la cintura y las mangas se van ensanchando.

fuente museo del traje
También de esta época es el Majismo. Los trajes de majo o goyescos surgen entre la burguesía y las clases más pudientes como una especie de "rebelión" ante el afrancesamiento de la corte. Es una moda típicamente madrileña, auqnue se extiende después por otras regiones, y supone un intento de volver a modas y costumbres más típicamente españolas. El nombre de traje goyesco, viene de Goya, que pintó numerosos cuadros de majos y majas en verbenas y fiestas campestres. Los madroños y trabajos en macramé eran muy típicos a la hora de adoranar los trajes goyescos. La cabeza se solía cubrir con una redecilla o cofia para los hombres y con una mantilla para las mujeres. En realidad, aunque la creencia general es que el traje típico madrileño es el de chulapo, nuestro traje regional es de majo.


Y hasta aquí llega mi época. Ahora toca el romanticismo, y en breve os contará Cecilia un montón de cosas de esta época. Solo espero que os haya gustado. La verdad es que ha sido complicado resumir tanto todo lo que se puede decir de la moda en una época tan amplia.... pero no pretendemos escribir una enciclopedia, solo que tengáis los datos más curiosos y relevantes de cada época. Como os he dicho, este el primero de los cinco post que vamos a escribir sobre la visita. En el último, tendréis un resumen fotográfico de la visita en sí, os contaremos lo que nos divertimos y como disfrutamos de vuestra compañía. ¡¡Hasta pronto!!

2 comentarios :

  1. Muy interesante y ameno. Espero con impaciencia los siguientes post.Se nota que os gusta lo que haceis. BESOS

    ResponderEliminar
  2. Un gran trabajo de investigación y de concreción! Es un post muy interesante, estaremos atentas a los siguientes posts!

    ResponderEliminar